lundi 2 août 2010

Agosto (por fin).





Que sí, que nada. Que ya no hay tardes tristes ni noches vacías. Tampoco mañanas pesimistas. Ya no hay nada de eso. De él. De nada. Que miento. Que lo sé. Que sigue la esperanza. Allí, al fondo. Un cachito de amor. De valentía, otra vez. De querer decir tantas cosas, otra vez. Una vez más. Como siempre, yo. Si no soy yo no es nadie. Que ya lo sé. No hace falta que me lo repitan. Ni tú ni nadie. Lo sé yo. Yo solita. Como siempre. Sin nadie a mi lado. Nadie que me obligue a levantarme por las mañanas pensando en su presencia. Presencia pura y cobarde. Como él, siempre. Cobarde. Que estoy muy orgullosa de mí misma. Lo digo. Lo afirmo. Lo repito. Para creérmelo. Para procesarlo en mi cerebro. Para que el mensaje llegue a mi corazón. De una vez. Stop. Para. Quizá el problema siempre fue que no quise olvidar. Quizá fue eso. O lo otro. El orgullo, al fin. Pero da igual. Ya todo da igual. Es agosto. Me voy, me marcho. Y punto. Quizá allí pueda acabar lo que empecé. No puedo decir que este haya sido el mejor verano. Pues no. No lo ha sido. Quizá al contrario. El peor. Quizá es pronto para saberlo. Dejemos las cosas surgir. Simplemente. Sin obligar a que nazcan de la nada. Dejemos que pase el tiempo. Otra vez. Sonreiré a agosto. Y que él me sonría a mí. Por favor. Porque lo hará. Este mes se portará bien. No como se ha portado Julio. Ni como se portó junio. Este mes será grande. Un mes grande. De los que no se olvidan facilmente. Marruecos. Me espera. Y yo a él. Será un mes de disfrutar. De salir los sábados por la noche. De fiezta. O lo que sea. Simplemente. De ir de picnic al parque más cercano. De MADRID. Así, con letras mayúsculas. De conocer gente. Mucha gente. Y de olvidar a otra. Por fin. Ahora todo va a salirme bien. (Que lo sé yo).


Este agosto me hará cosquillas en las rodillas.



La foto de la Polaroid la hice ayer para probar una función de la cámara y la verdad es que me ha encantado como me salió. Sin casi darme cuenta refleja lo que siento ahora mismo: La puerta abierta al mundo, sin chaleco antibalas.




He encontrado una cámara antigua y un tocadiscos de cuando mi madre era jovenzuela, a ver si saco alguna foto chachi (y sobre todo si puedo usarlos ahora).

9 commentaires:

  1. muchas gracias!! yo también me he dado un garbeo por aquí y me encanta!!! escribes genial y además tu look en esa foto es total!! encantada pásate cuando quieras por mi blog!!
    si te gustan mis camisetas las puedes conseguir a un precio genial en http://www.sinhacheintercalada.com/

    gracias guapa!!

    RépondreSupprimer
  2. guaapaa , me encanta como escribes :)

    RépondreSupprimer
  3. Sii =)¡En tus fotos se aprecia!
    A ti te quedan bien,me gusta tu estilo.

    ¿El tocadiscos funciona?
    Yo tengo uno viejisimo y si funciona ¡Es genial!

    Saludillos,Muá!

    RépondreSupprimer
  4. Ohh me gusta tu blog y tu estilo :)
    Si quieres nos seguimos *__*
    Besotes

    RépondreSupprimer
  5. aprovecha la camra antigua qe seguro qe sale alguna foto bonita:)
    muaa¡

    RépondreSupprimer
  6. Muchas gracias por tu comentario ;) Te sigo cielo! Un besazo enorme

    RépondreSupprimer
  7. agosto es el mes de mi cumpleaños. me encantan las polaroids!

    (sí, tenemos las mismas sandalias)

    xxx

    RépondreSupprimer
  8. ¡Grandes temazos de ayer y hoy...jajaja! =) Una pena que no te funcione,al menos si funcionara siempre podrias hacerte con algun disco bonito.

    Saludillos,Muá!

    RépondreSupprimer
  9. Si? Yo estube apunto de ir a Marrakesh, pero bueno, voy a mis ciudades favoritas a ver que tal!

    Muy guay el blog!

    xxx

    RépondreSupprimer

A veces hay cosas que es mejor contarlas.
Sólo por si acaso.